Jornadas Rito-Gastronómicas

La matanza del cerdo es un rito gastronómico heredado de la cultura romana, donde (con un carácter festivo y ceremonial) se procedía al sacrificio de un cerdo siguiendo las «Ordenanzas de Dioclecioano» (año 301 d.C.)  las cuales regían las pautas sobre la salazón y conservación de la carne del animal; cuyas normas aún siguen vigentes en la mayoría de los procedimientos a seguir.

 La matanza consta del sacrificio de uno ( o varios) cerdos,  una vez al año, generalmente en los meses más fríos del año, con el fin de proveerse carne y embutidos para todo un año; aunando a los miembros de la familia (o vecindario), en un ambiente festivo,  en una jornada donde se conlleva todas las fases de la preparación de la carne: Sacrificio del cerdo; Sangrado; «Chamuscado»; Eviscerado; Despiece; Preparación de embutido; y , para terminar, la Salazón o Adobo de la carne para su conservación a lo largo del año.

La tarde  del día de la matanza se emplea para embutir, cocer y colgar la morcilla.

Al segundo día se procede a la preparación de la carne y la grasa. Se seleccionan las mejores piezas (lomo, jamones, solomillo) y el resto se separa para la elaboración de chorizos.

No faltan en estas jornadas el vino de pitarra, en bota; el mercado de productos artesanales y de la tierra; los niños correteando por todo el lugar; las «judías a la lumbre»; la degustación de carnes a la brasa; y el ambiente ceremonial y festivo.

La jornada Rito-Gastronómica en nuestro querido pueblo de los Navalucillos se realizan el 20 de Enero, celebración del Santo de nuestro Patrón, San Sebastian.

En nuestras Jornadas Rito-Gastronómicas  se lleva a cabo la tradicional bendición de los animales del pueblo en el día se San Antón; la procesión de San Sebastián y el reparto de «Las Roscas del Santo»; y, por último, el gran día de la matanza que consta de una jornada donde empieza con el tradicional pregón, siguiendo de rito del sacrificio de los animales, la bienvenida a los turistas a los mercados de artesanía, actividades organizadas para los más pequeños, degustación de productos artesanales, actuaciones musicales, sorteos, y el más cálido y acogedor ambiente festivo donde poder disfrutar de nuestras tradiciones donde la máxima premisa que rigen estas fiestas es el COMPARTIR.

 

 

Preparación de las "Judías a la lumbre" el día de la matanza
Ir arriba